LOS POTOSINOS DEBEN ASUMIR LA RESPONSABILIDAD DE SENTAR SOBERANÍA SOBRE EL SILALA

Milton L. Lérida A.

Antecedentes

El 6 de agosto de 1825 nace Bolivia a la vida republicana e independiente, con una extensión territorial de 2.363.760 Km2., sin embargo después de casi dos siglos de vida, como consecuencia de una mala administración  gubernamental y una excesiva centralización del poder del Estado, se ha perdido 1.265.188 Km2. es decir, que Bolivia perdió 54 % de su territorio. Hoy apenas cuenta con 1.098.581 Km2.

Por otro lado, en 1904 un gobierno nefasto, centralista y por no sentar soberanía sobre una costa de 80 leguas, desde el Río Loa al norte, hasta el río Salado al Sur, entregó a Chile el departamento del Litoral, así Potosí perdió a su provincia más querida: EL LITORAL.

Los potosinos deben sentar soberanía sobre el Silala

Frente a esta realidad, de la perdida territorial y la entrega del Litoral a Chile, no queda otra alternativa a los potosinos que asumir la responsabilidad y el desafío de sentar soberanía sobre las aguas del Silala, caso contrario corren el riesgo de perder hasta estas aguas, porque confiar y dejar todo al gobierno central es un peligro latente, además, el gobierno actual, hasta la fecha, no ha podido sentar soberanía, todo han sido palabras y promesas que no han dado fruto.

Cómo sentar soberanía

En principio es necesario crear una institución para que pueda organizar, planificar y realizar una sistematización de todos los proyectos y trabajos que se deben realizar, tomando en cuenta a la ciencia, a la técnica y a la investigación científica como elementos básicos, que permita tener resultados a corto, mediano y a largo plazo.

Comisión de Soberanía

El objetivo principal de la Comisión de Soberanía debe ser SENTAR SOBERANÍA SOBRE LAS AGUAS DEL SILALA, en el tiempo más breve posible. En esta institución deben estar representadas todas las provincias del departamento de Potosí y deben ser elegidas por el pueblo potosino.

Esta Comisión de Soberanía surge como una necesidad nacional, ante la dejadez, la burocracia y la incapacidad del Gobierno que se ha olvidado y ha marginado a los habitantes que viven en la frontera con la república de Chile, quienes a la fecha, prácticamente no tienen ninguna posibilidad ni perspectiva de desarrollo, pese a existir grandes yacimientos y recursos mineros metálicos y no metálicos, que se pueden explotar y mejorar la vida de todos los habitantes de la región sud oeste de Potosí.

El trabajo de la Comisión de Soberanía debe estar en coordinación con la Asamblea Departamental y la Gobernación, con un presupuesto de funcionamiento autónomo para que definan y elaboren: un plan, una estrategia y una política de desarrollo para: 1) crear una frontera viva, 2) generar un polo de desarrollo y 3) sentar soberanía sobre las aguas del Silala y toda la frontera con Chile en el sector del territorio potosino.

Los potosinos deben asumir el rol que les corresponde

Por todos los antecedentes de perdidas territoriales y para no correr el riesgo de perder hasta las agua del Silala, a manos de los chilenos, los potosinos deben asumir el rol y el reto que les corresponde: sentar soberanía sobre las aguas del Silala sino ¿quién puede hacerlo?.

Esperar que el gobierno central lo haga es correr el riesgo de no sentar soberanía, por tanto, el reto es: todos los potosinos al Silala, sin que esto signifique que los bolivianos, sean estos paceños, cochabambinos, chuquisaqueños, tarijeños, benianos, pandinos, orureños y cruceños no puedan participar y sumarse a esta cruzada, más al contrario es tarea es de todos los bolivianos defender el territorio patrio, pero principalmente los potosino, deben ser quienes deben estar a la cabeza para esta labor patriótica: SENTAR SOBERANÍA SOBRE LAS AGUAS DEL SILALA.